Inicio Portada Tecnología Tendencias

¡Zuaas! Crisis eléctrica estimula imaginación literaria de venezolanos a través del WhatsApp

«¡Zuaas! (Historias breves de la crisis eléctrica)» es un libro en el que participan 17 autores con 66 microrrelatos sobre la coyuntura eléctrica de Venezuela.


«Te esperé a la luz de las velas, pero no fue romántico.

Tras el nuevo apagón, te echaste a dormir a mi lado, sin darte cuenta del motivo real de mi escasa ropa.

‘¡Mucho calor!’, dijiste, acertado y exhausto».

Este microrrelato de la periodista Verónica Pérez Traviezo es una de las 66 historias del libro «¡Zuaas! (Historias breves de la crisis eléctrica) Microrrelatos», premiado por el Centro Nacional del Libro (Cenal) con la Beca de Estímulo a la Creación Literaria 2019 en la categoría Narrativa.

Se trata de una publicación digital, que será presentada en octubre de este año, en la que participan 17 autores, con historias inspiradas en las vivencias humanas, íntimas y creativas, a partir de los hechos que han tenido lugar en Venezuela, durante la crisis eléctrica del 2019.

Especialmente la que se vivió a partir de los hechos que se produjeron el 7 de marzo, cuando el territorio venezolano quedó durante varios días sin servicios esenciales, producto del apagón nacional.

Libro escrito a través de un grupo de Whatsapp 

El periodista barquisimetano Félix Gutiérrez, coordinador del proyecto narrativo y director de la editorialContra Viento y Marea Ediciones, que produce el libro, contó que tras el apagón del 7 de marzo de 2019, colgaba una hamaca en el patio de su casa en las noches, ante la imposibilidad de dormir en el interior de su vivienda por el calor típico del país caribeño y el impedimento de activar los aparatos eléctricos de ventilación, por la falla eléctrica nacional.

En esas noches decidió escribir en su hamaca su incómoda experiencia con los zancudos a través de un relato breve.

En la medida que se extendía la crisis escribía otros relatos y así cada noche, hasta que uno de aquellos días de ocioso nocturno, se le ocurrió crear un grupo de WhatsApp e invitó a una veintena de amigos de diversos oficios y profesiones, aunque todos sensibilizados con la escritura literaria, a escribir sus experiencias con la difícil coyuntura eléctrica, para drenar emocionalmente. 

Gutiérrez contó que «logramos armar el contenido del libro en un mes», del 15 de abril de 2019, cuando abrió el grupo, hasta el 15 de mayo del mismo año, «y todo lo hicimos desde una plataforma de mensajería instantánea, escrito la mayoría de los microrrelatos desde un dispositivo móvil».

Aseveró que con esta experiencia, «logramos, además escribir sobre la crisis eléctrica desde la creación literaria, también sobre otros asuntos de la vida, demostrando de esta manera que los grupos de mensajería instantánea multimedia no solamente pueden utilizarse para los fines informativos, de opinión y debate, en muchos otros casos  para fines más banales y en algunos casos hasta delictivos, también podemos proponer la construcción de proyectos enaltecedores, en este caso de escritura creadora», resaltó.


«¡Zuaas!»: Un proyecto multidisciplinario

Recordó que existen experiencias literarias, de escritura y lectura, que han tenido como base las nuevas plataformas de comunicación e información, caso de las novelas del escritor austríaco Daniel Glattauere “Contra el viento del norte” (2006) y “Cada siete olas” (2012). Ambas novelas se escribieron teniendo como conducto narrativo correos electrónicos (e-mails).

También mencionó la experiencia de «Volverán las naranjas» (Espasa, 2014), novela escrita por la española Xisela López.

Se trata de una historia de amor contada a través de mensajes de textos (SMS) de un teléfono móvil. 

Agregó que seguramente existen otras experiencias en las que se utilizan las nuevas plataformas de la comunicación 2.0 para expresarse. 

«La nuestra radicó en escribir un libro, teniendo como principal soporte un grupo de mensajería instantánea que llamamos microRELATOS, del cual surgió este libro».

Dijo que ¡Zuaas..!, en principio, reivindica la mensajería instantánea como plataforma literaria para fomentar la escritura y la lectura, especialmente la escritura.

Sirvió, además, como una especie de terapia de grupo, permitió a los participantes drenar emocionalmente una experiencia tan dura, como la coyuntura eléctrica que se vive en el país, con historias creadoras, ingeniosas y algunas, incluso, cargadas de humor.

Igualmente sirvió, desde el punto de vista social, no sólo para el reencuentro de amigos, también para comenzar un proceso de organización, en función de un proyecto común, la publicación de un libro.

«¡Zuaas..!», además, pudiera, en un futuro, transformarse en un proyecto literario multidisciplinario, que aborde otras ocupaciones artísticas, como convertirse en un audiolibro, en el que los autores narren sus propios cuentos; transformarse en un libreto para una obra de teatro, o quizás una serie de televisión, o la base para un guión de un trabajo audiovisual.

También puede versionarse, por qué no, para escribirse una historia larga, digamos que una novela. 


Prensa Contra Viento y Marea Ediciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *