Inicio Opinión Portada

6D: Cambiar para que nada Cambie!”. Laura Bolla

Si bien el periodo de Juan Guaidó como Presidente del Parlamento vence el 5 de Enero; su cargo como Presidente Interino continuaría hasta el logro del tercer y último paso de la Tríada propuesta, es decir hasta las nuevas “Elecciones Transparentes Presidenciales”, con un  nuevo presidente, designado en elecciones populares  (seguramente masivas) que  tendría legitimidad y reconocimiento internacional y cuyo mandato finalizaría en Enero de 2025, respetándose así  los tiempos constitucionales.

La intención de la participación electoral del 6/12/2020, a elecciones para designar los próximos diputados a la Asamblea Nacional,  va más allá de los nuevos cargos parlamentarios, los cuales obviamente serán  mayoritariamente otorgados a diputados oficialistas cuya finalidad  de dictar, aceptar o denegar leyes a su antojo y conveniencia, tendrá como objetivo principal el desconocimiento y la destitución definitiva del Presidente de la AN  Juan Guaidó, actual cabeza del movimiento opositor al oficialismo y de sus cargos como Presidente Interino, Presidente de la Transición y Presidente del Gobierno de Emergencia (…)

Hasta ahora el Poder Legislativo, ha sido frenado y controlado por la ANC, por el poder Ejecutivo y por la arbitraria voluntad del TSJ, quien se ha apoderado de las funciones y atribuciones de la Asamblea Nacional legítima.

El marco ingenio de esta astuta obra teatral,  pondría a Maduro de protagonista principal, el cual podría decidir voluntariamente retirarse del poder Ejecutivo (fingiendo así una conducta democrática y pacífica) para ceder el cargo temporal de Presidente Interino al nuevo Presidente de la AN, (sucesor con los mismos lineamientos mandatorios)  y llamar a  elecciones presidenciales, nuevamente ilegitimas.

Esto sería reconocido por países como Cuba, Rusia y China para declarar legitimidad democrática electoral.

Me niego a llamar esos lineamientos como  “Políticos”

El control sobre todos los poderes, les mantendría en la continuidad del Poder y control de la nación venezolana.

Retomar todos los poderes, será una demostración del Poder Oficialista sobre el Poder de la Voluntad Ciudadana, obvia Violación a los Derechos Políticos y Civiles.

No vemos un subterfugio claro y favorecedor a la salida del régimen del poder ni al rescate de la soberanía, libertad y desarrollo de Venezuela.

Ir a elecciones nos deslegitimiza a nivel internacional y me atrevería incluso a decir que nos ridiculizaría, dando por terminado cualquier apoyo eventual y posterior.

Pero no participar en esas elecciones evidentemente otorgaría la victoria al oficialismo y pondría en peligro la continuidad del Presidente Interino Juan Guaidó y por ende el descarte político participativo de la oposición a un narco estado oficialista.

Es imprescindible una Tormenta Perfecta!

No obstante, si lo que el Oficialismo busca es un reconocimiento internacional de países democráticos, no lo conseguirá a ningún costo; pero eso no quita que continúen en el poder.

Pa´Lante

Nueva visión Política

Opinión personal

Arq. Laura Bolla

Adalid político-social

Sociedad Civil Independiente

@LAURABOLLA2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *